Esta joya escondida al norte de Tulum te sorprenderá

En las costas del mar Caribe, en el sureste de México, se encuentra el Parque Nacional Tulum, que significa en maya “muralla” y que es el mismo nombre que recibió un asentamiento de la cultura maya que se ubica en la actual ciudad de Quintana Roo.

En la actualidad, este lugar es considerado un extraordinario atractivo turístico que forma parte de la Riviera Maya. 

Cenote caracol

cenotecaracol

Además de los vestigios de la civilización maya, otro de los atractivos naturales de esta zona son los cenotes, los cuales son estanques naturales de agua dulce que se forman de los ríos.

Una joya escondida al norte de Tulum es el Cenote Caracol, este no está incluido en la mayoría de tours que tienen visitas a otros cenotes por su ubicación.

Para llegar a él es necesario adentrarse unos 8 km entre un camino rodeado de vegetación selvática, para ingresar al cenote se debe bajar por unas escaleras de madera y es completamente oscuro, aunque hay lugares donde se filtra un poco de luz natural. 

Cenote caracol

El lugar es conocido con ese nombre por los fósiles de caracoles que se aprecian en sus paredes, para poder verlos se necesita una linterna, como es muy oscuro al bajar es posible encontrar murciélagos.

Tiene aguas cristalinas y frías excelentes para la práctica del buceo, también es posible ver algunos peces pequeños.

Dentro del cenote se pueden ver raíces de árboles y estalactitas, existen lugares muy estrechos que hay que pasar con cuidado por lo que es recomendable ponerse un chaleco salvavidas y contar con el atuendo propio para la actividad.  

Este recorrido se puede hacer con un guía autorizado y su duración es de entre dos a cuatro horas para nadar y caminar a través de las cuevas extraordinarias.

Este paseo es una excelente oportunidad para pasar un día maravilloso rodeado de naturaleza y hacer un poco de ejercicio en lugares enigmáticos y misteriosos de la cultura maya.

Cómo llegar

Otra gran ventaja es que el cenote caracol está solo a 34 minutos de tu estadía, por lo que no debes perder la oportunidad de visitarlo.